América Militar: información sobre defensa, seguridad y geopolítica

Fuerzas Armadas de España

18911131470

Comentarios

  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    Editado Sun, 2 December 2012 #202
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded
    ALHD_Canberra_Australia1.jpg
    El LHD Canberra fabricado en España llegando a Australia.
    La compañia española Navantia ganó el concurso valorado en 11.000 millones de dólares australianos, para construir dos buques clase Canberra LHD y tres destructores clase Hobart, basado en sus diseños "Juan Carlos I" y la clase F-100.
    GestionNoticias_7873400-px-awd-australiano.jpg
    Clase-Hobart.jpg
    SHIP_LHD_Canberras_Concept_Mission_UAV_lg.jpg
    Editado por LoboAlfa on
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    1354653369_0.jpg
    Operación contra la insurgencia

    "Si nuestro coronel quiere que el Ejército afgano vaya a Kabulché, pues que vaya él mismo. Nosotros no vamos". El comandante Juan Luis Carranza explica que eso es lo que le contestaron los soldados afganos destinados en el campamento Hernán Cortés, en el valle de Darr-e-bum, cuando llegó a la base y les comunicó que su coronel les ordenaba que hicieran una operación al día siguiente en la peligrosa localidad de Kabulché, situada al sur del valle.

    Decenas de militares españoles se habían desplazado hasta Darr-e-bum para apoyar a los soldados afganos en la operación y ¿ahora ellos no querían ir? Argumentaron que no disponían de suficientes efectivos, y que nadie les había informado de que tendrían que meterse en la boca del lobo al día siguiente. Había sido imposible contactar con ellos antes por teléfono móvil o radio.

    "No es preocupéis, ISAF entrará a Kabulché con vosotros", relata Carranza que contestó a los soldados afganos para evitar que la 'operación Goshawk' -así la bautizaron los españoles- se fuera al garete después de todos los esfuerzos realizados. "ISAF" significaba las tropas españolas, porque las estadounidenses no se habían presentado aunque en teoría debían participar, y allí no había nadie más.

    Efectivos de la Brigada de Infantería Ligera Aeorotransportable (Brilat) iniciaron los movimientos a las seis y media de la mañana y se desplegaron con ametralladoras medias y ligeras, lanzagranadas y fusiles de precisión en lo alto de las colinas que rodean el pueblo de Kabulché. Subieron a pie con todo a cuestas: con el armamento, pero también con munición, palas y sacos terreros para cavar posiciones de defensa. Quien menos llevaba veinte kilos encima. Desde la lejanía, parecían hormiguitas ascendiendo trabajosamente un desnivel de 200 metros.

    El comandante Carranza y otros asesores militares españoles se adentraron en Kabulché con el Ejército afgano, que aportó once soldados a la operación. Once. Menos de una docena para una intervención en que decenas de militares españoles se movilizaron. En la entrada del pueblo, ya se oyó el primer disparo y españoles y afganos se agazaparon detrás de muros de adobe. Pero no, resultó ser una falsa alarma.

    "¿Cómo que no quieren seguir? ¡Pero si casi no hemos entrado en el pueblo! Diles que continúen", se quejó Carranza, porque a los pocos minutos los soldados afganos ya querían dar media vuelta e irse de Kabulché. "Adelantaros, adelantaros vosotros", insistía el comandante, intentando que los militares afganos abrieran camino y mantuvieran una cierta distancia con los asesores españoles porque, según el proceso de transición, las fuerzas de seguridad afganas deben liderar las operaciones y dejar de ir a remolque de las internacionales. Pero los militares afganos se hacían los remolones, como el niño que está aprendiendo a andar y no quiere soltarse de la mano de la madre.
    Intercambio de tiros

    De repente, una tromba de disparos se oyó en las alturas. Las tropas españolas situadas en las colinas abrieron fuego con todo su arsenal para responder a la insurgencia que empezó a disparar al ver su territorio amenazado. Los niños que hasta entonces correteaban por Kabulché desaparecieron de repente y el Raven -el avión español no tripulado y dotado con una cámara- recibió dos impactos de bala y se precipitó al suelo. "¡Bum!", resonó alto y fuerte en el valle. Los españoles lanzaron una granada de mortero de 81 milímetros con el innovador mortero embarcado. El intercambio de tiros se inició de nuevo hasta que ¡bum!, otra granada de mortero cayó y se hizo un silencio casi automático. El comandante Carranza dio orden de replegarse. Los combates cesaron en las alturas, pero empezaron después en el valle de Piwar, al otro lado de Kabulché.

    "Os felicito. ¡Habéis cumplido vuestra misión!", el teniente coronel José Ramón Pérez, al mando de la operación, exclamó con orgullo, ya de vuelta en el campamento de Moqur ante decenas de militares españoles agotados y sucios, tras horas de viaje, pegar tiros, comer poco y dormir al raso.

    El comandante Carranza también hizo una valoración positiva de la operación. Aunque pocos, los soldados afganos consiguieron adentrarse en Kabulché. Una vez más los militares llegaban más allá. Lo malo es que no les acompañaba el Gobierno afgano. La imagen de la extrema pobreza en Kabulché, abandonado de la mano de Kabul, dejaba un sabor agridulce.
    "Si nuestro coronel quiere que el Ejército afgano vaya a Kabulché, pues que vaya él mismo. Nosotros no vamos". El comandante Juan Luis Carranza explica que eso es lo que le contestaron los soldados afganos destinados en el campamento Hernán Cortés, en el valle de Darr-e-bum, cuando llegó a la base y les comunicó que su coronel les ordenaba que hicieran una operación al día siguiente en la peligrosa localidad de Kabulché, situada al sur del valle.

    Decenas de militares españoles se habían desplazado hasta Darr-e-bum para apoyar a los soldados afganos en la operación y ¿ahora ellos no querían ir? Argumentaron que no disponían de suficientes efectivos, y que nadie les había informado de que tendrían que meterse en la boca del lobo al día siguiente. Había sido imposible contactar con ellos antes por teléfono móvil o radio.

    "No es preocupéis, ISAF entrará a Kabulché con vosotros", relata Carranza que contestó a los soldados afganos para evitar que la 'operación Goshawk' -así la bautizaron los españoles- se fuera al garete después de todos los esfuerzos realizados. "ISAF" significaba las tropas españolas, porque las estadounidenses no se habían presentado aunque en teoría debían participar, y allí no había nadie más.

    Efectivos de la Brigada de Infantería Ligera Aeorotransportable (Brilat) iniciaron los movimientos a las seis y media de la mañana y se desplegaron con ametralladoras medias y ligeras, lanzagranadas y fusiles de precisión en lo alto de las colinas que rodean el pueblo de Kabulché. Subieron a pie con todo a cuestas: con el armamento, pero también con munición, palas y sacos terreros para cavar posiciones de defensa. Quien menos llevaba veinte kilos encima. Desde la lejanía, parecían hormiguitas ascendiendo trabajosamente un desnivel de 200 metros.

    El comandante Carranza y otros asesores militares españoles se adentraron en Kabulché con el Ejército afgano, que aportó once soldados a la operación. Once. Menos de una docena para una intervención en que decenas de militares españoles se movilizaron. En la entrada del pueblo, ya se oyó el primer disparo y españoles y afganos se agazaparon detrás de muros de adobe. Pero no, resultó ser una falsa alarma.

    "¿Cómo que no quieren seguir? ¡Pero si casi no hemos entrado en el pueblo! Diles que continúen", se quejó Carranza, porque a los pocos minutos los soldados afganos ya querían dar media vuelta e irse de Kabulché. "Adelantaros, adelantaros vosotros", insistía el comandante, intentando que los militares afganos abrieran camino y mantuvieran una cierta distancia con los asesores españoles porque, según el proceso de transición, las fuerzas de seguridad afganas deben liderar las operaciones y dejar de ir a remolque de las internacionales. Pero los militares afganos se hacían los remolones, como el niño que está aprendiendo a andar y no quiere soltarse de la mano de la madre.
    Intercambio de tiros

    De repente, una tromba de disparos se oyó en las alturas. Las tropas españolas situadas en las colinas abrieron fuego con todo su arsenal para responder a la insurgencia que empezó a disparar al ver su territorio amenazado. Los niños que hasta entonces correteaban por Kabulché desaparecieron de repente y el Raven -el avión español no tripulado y dotado con una cámara- recibió dos impactos de bala y se precipitó al suelo. "¡Bum!", resonó alto y fuerte en el valle. Los españoles lanzaron una granada de mortero de 81 milímetros con el innovador mortero embarcado. El intercambio de tiros se inició de nuevo hasta que ¡bum!, otra granada de mortero cayó y se hizo un silencio casi automático. El comandante Carranza dio orden de replegarse. Los combates cesaron en las alturas, pero empezaron después en el valle de Piwar, al otro lado de Kabulché.

    "Os felicito. ¡Habéis cumplido vuestra misión!", el teniente coronel José Ramón Pérez, al mando de la operación, exclamó con orgullo, ya de vuelta en el campamento de Moqur ante decenas de militares españoles agotados y sucios, tras horas de viaje, pegar tiros, comer poco y dormir al raso.

    El comandante Carranza también hizo una valoración positiva de la operación. Aunque pocos, los soldados afganos consiguieron adentrarse en Kabulché. Una vez más los militares llegaban más allá. Lo malo es que no les acompañaba el Gobierno afgano. La imagen de la extrema pobreza en Kabulché, abandonado de la mano de Kabul, dejaba un sabor agridulce.
    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/04/espana/1354653369.html
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    2012_12_4_EGZEDBZSICBmjYj5eajNw2.jpg?width=642&height=482&type=height&id=raMTvxLn5EGTtg64ZrFOx6&time=1354620190&project=lainformacion
    20129149pwwuwdzlmlqsmco.jpg
    1349359544_707673_1349359969_noticia_grande.jpg
    F54CB01BB.jpg
    tropas-espana-afganistan-160609-012.jpg
    2905474080_278392572f_b.jpg
    B151E0D74.jpg
    2905474094_f02fc75dae_b.jpg
    5214668500_986ca1e810_b.jpg
    3437459099_0d1c4c1760_b.jpg
    5016675457_3b973c0e31_b.jpg
    3027653402_23f7d908a8_b.jpg
    3027666672_0c079bf1a1_b.jpg
    3027656348_b0ed1b5148_b.jpg
    Con vuestro valor, entrega y sacrificio. Habéis demostrado de que madera están hechas las fuerzas armadas españolas.
    Orgullosos de vosotros os esperamos de vuelta a nuestra hermosa tierra.
    !!!!VIVA ESPAÑA!!!
  • Dario López
    Dario LópezColaborador, EMC Subteniente
    Colaborador, EMC Subteniente
    Armas probadas en combate: la experiencia afgana

    El Ejército español utiliza Afganistán como laboratorio de nuevo material


    4ga8b.jpg
    Un militar español lanza un avión no tripulado de vigilancia

    La operación militar española en Afganistán se encamina ya a su recta final, pero diez años largos dan para mucho, para lecciones aprendidas y otras aún por aprobar. El Ejército español ha tenido que adaptar sus tácticas y procedimientos a una guerra asimétrica, donde la mayor amenaza son los artefactos explosivos improvisados (IED) y las emboscadas con armas ligeras. O la mezcla de ambas.

    A pesar de los recortes presupuestarios, no se han escatimado medios a la hora de dotar al contingente desplegado en Afganistán con nuevos sistemas de armas de los que carecen sus unidades de origen en España, convirtiendo aquel teatro de operaciones en un “laboratorio de pruebas”.

    Algunos de estos sistemas no se incorporarán a la dotación ordinaria de las Fuerzas Armadas, pero otros sí lo harán, tras haberse convertido en productos combat proven (probado en combate). Estos son algunos:

    » MRAP (Vehículos protegidos ante un ataque con minas). España ha adquirido dos blindados especialmente diseñados para resistir la explosión de un IED: el RG-31 Nyala (diez ocupantes), fabricado por BAE Systems en Suráfrica, y el LMNV Lince (cinco), de la italiana Iveco.

    El tirador ya no tiene que asomarse al exterior para apuntar, sino que dirige la ametralladora 12,70 desde una pantalla. Los MRAP han salvado la vida a muchos soldados españoles, aunque su eficacia depende del grosor del blindaje (el RG-31 pesa 17 toneladas, frente a las 6,5 del Lince) y de la cantidad de explosivo. Algunos van dotados con un rodillo delantero (roller) para explosionar minas enterradas.

    » Mortero Cardom. El nuevo contingente que llega hoy a Afganistán estrenará unos morteros de 81 milímetros que refuerzan su potencia de fuego. Los Cardom, de la firma israelí Elbit, están dotados con un sistema informatizado de tiro que dispara 12 proyectiles por minuto. Además, pueden disparar desde el vehículo en el que van instalados, lo que reduce el tiempo de reacción ante un ataque.

    » UAV Saarcher MK-III J (Buscador). De fabricación israelí, es el primer avión no tripulado de las Fuerzas Armadas españolas. España tiene tres en la base de Herat (Afganistán) para misiones de reconocimiento y vigilancia, ya que no van armados.

    XYwti.jpg
    Un helicóptero Chinook despegando de la base de Moqur

    Tiene 5,8 metros de largo y 8,5 de punta a punta de las alas. Vuela a unos 10.000 pies (3,3 kilómetros) de altura y cubre un radio de 250 kilómetros, con una autonomía de hasta diez horas de vuelo. Se dirige por control remoto desde una cabina donde se visionan las imágenes que captan sus cámaras óptica e infrarroja. Tiene un inconveniente: no ve si está nublado.

    » Mini UAV RQ-11 Raven (Cuervo). Fabricado en EE UU, es el hermano menor del anterior. Las Fuerzas Armadas tienen 23 de estos pequeños aparatos similares a los de aeromodelismo. Cubren un radio de 10 kilómetros, volando a unos 300 metros de altura durante 90 minutos. Se lanzan con la mano (el Searcher necesita una pista) y funcionan con una batería. Disponen de ellos en los puestos de combate y en la base de las tropas españolas en la provincia de Badghis (Afganistán), donde sirven para controlar cualquier movimiento sospechoso cuando se lanza una operación o salen una patrulla. Si se pierden, están programados para volver solos a casa, como una mascota.

    » Botiquín Individual de Combate. No es muy conocido, pero quizá es lo más útil. Se entrega desde 2011 a todos los militares que acuden a Afganistán y se les instruye sobre cómo usarlo. No resulta barato (cuesta unos 200 euros la unidad) pero su contenido lo vale: incluye, entre otros productos, un parche torácico adhesivo para tapar orificios de bala; un gel para quemaduras que reduce la temperatura de la piel a 25 grados; un aerosol desinfectante apto para ojos y mucosas; o una venda elástica para torniquete. Pero lo más sorprendente es un vendaje con una sustancia hemostática capaz de cortar, si se presiona tres minutos, las más tremendas hemorragias. Incluye una jeringuilla para introducir esta sustancia de efectos coagulantes inmediatos en heridas abiertas.

    En Afganistán, donde los IED provocan espantosas mutilaciones, parece una argamasa casi milagrosa. El Ejército español ya ha podido comprobar sus efectos en los dos heridos de bala que tuvo en julio y agosto pasados. Recomendación de uso de los médicos militares: empléese el botiquín del herido, el propio se reserva para uno mismo.

    » Transmisiones. La participación en una coalición de casi 30 países ha obligado a mejorar las transmisiones. El teléfono por satélite Bgan Explorer 727, la radio Spear net para corta distancia o la Harris HF para larga se han introducido o normalizado. España está desarrollando además una versión propia del sistema de mando y control IFTS de la ISAF, que combina localización por GPS y chat.

    » De cantimploras a sacos terreros. La lista de novedades abarca todos los ámbitos. Desde la camiseta térmica que expulsa el sudor o la camel back (una mochila-cantimplora mimetizada con tres litros de agua) al diseño de los campamentos militares, donde se ha generalizado el uso de los Hesco Bastion, equivalentes a los antiguos sacos terreros: cilindros de tierra a presión sujeta con una lona ceñida por gruesos alambres.

    Simple pero eficaz para amortiguar una bala o la esquirla de un proyectil. No siempre las mejoras tienen que ser caras o tecnológicamente sofisticadas.

    Fuente: El País
    http://www.belt.es/noticiasmdb/HOME2_noticias.asp?id=15276
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    Editado Fri, 7 December 2012 #206
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    blogger-image--457006920.jpg
    blogger-image-1172296253.jpg
    blogger-image-280128560.jpg
    blogger-image-1684346916.jpg
    Nuevos 8x8 Piraña de la Infantería de Marina: Recuperación, Zapadores, Mando y Reconocmiento.
    http://circulotrubia.blogspot.com.es/2012/12/nuevos-pirana.html
  • Clark
    ClarkForista Sargento
    Forista Sargento
    El patrullero "Infanta Cristina" expulsa a un buque propiedad de una empresa de EEUU que buscaba barcos hundidos en aguas del Estrecho
    Viernes 07 de Diciembre de 2012 21:37

    barco%20cazatesoros.jpg

    El patrullero de la Armada española "Infanta Cristina" expulsó ayer de aguas españolas en el mar de Alborán a un buque comercial que realizaba sondeos con el objeto de localizar navíos hundidos. La Armada estaba, de hecho, investigando desde el pasado mes de octubre si la actividad de este buque, con bandera panameña y propiedad de una empresa estadounidense, estaba relacionada con exploración, investigación o localización de patrimonio cultural subacuático en la plataforma continental española.

    El buque investigado realizaba la mayor parte de sus trabajos entre 25 y 30 millas de la costa malagueña, zona de aguas internacionales, pero perteneciente a la plataforma continental española.El patrullero de la Armada llevó a cabo una inspección al barco comercial, con la conformidad de su capitán, con el fin de corroborar que no estaba realizando actividades ilícitas.

    Durante el registro, los militares españoles comprobaron que el buque contaba con material técnico especializado para la búsqueda de pecios, tales como un sónar de barrido lateral y un sondador monohaz,. El capitán del barco confirmó de hecho que esa era la tarea que estaban realizando.

    Tras el registro y el interrogatorio, el ‘Infanta Cristina’ les remitió una carta invitándoles a cesar su actividad en virtud del artículo 77 de la Convención de Naciones Unidas sobre la Ley en la Mar (conocida como Ley del Mar) y el artículo 10.2. de la Convención de Naciones Unidas sobre Protección del Patrimonio. Debido a esto, el barco comercial abandona la zona.



    fuente: http://www.defensa.com/index.php?option=com_content&view=article&id=7641:el-patrullero-qinfanta-cristinaq-expulsa-a-un-buque-propiedad-de-una-empresa-de-eeuu-que-buscaba-barcos-hundidos-en-aguas-del-estrecho&catid=54:espana&Itemid=162
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    Editado Mon, 10 December 2012 #210
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado

    defensa-ejercito-del-aire-caza-F18-torrejon-291112.jpg

    Diez cazas custodian el espacio aéreo español cada minuto

    Nada sobrevuela España sin estar totalmente identificado. El espacio aéreo de nuestro país está totalmente controlado durante las 24 horas de los 365 días del año y ese control se realiza desde la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde se encuentra el Grupo de Mando y Control del Ejército de Aire.

    En una gran sala, personal militar controla en sus pantallas hasta el último detalle de cualquier cosa que surque los cielos. Son los encargados en marcar como amigo o no cada uno de los aviones –civiles o militares– o helicópteros que están en vuelo e, incluso, de descartar los efectos meteorológicos o buques que se reflejan en los monitores tras responder a las señales de eco que envían los radares.

    Al cabo del año se identifican una media de 4 millones de aeronaves, algo más de 10.000 al día. Para ello, España está totalmente controlada por 13 escuadrones de vigilancia aérea, que cuenta con radares ubicados estratégicamente, en lugares de difícil acceso, y que permiten vislumbrar también buena parte de lo que vuela en los países vecinos (Portugal, Francia y Marruecos).

    La gran mayoría de ellos son 3D Lanza, un radar que fabrica la empresa española Indra y que está considero como uno de los mejores del mercado actual. De hecho, ha resultado ganador de los dos últimos concursos públicos llevados a cabo por la estructura militar de la Alianza Atlántica.


    Cuando una de las trazas que aparecen en el monitor no pueden ser identificada, ni siquiera utilizando fuentes externas, el centro de mando ordena un scramble o, lo que es lo mismo, que cazas del Ejército del Aire salgan a recibir e interceptar a la aeronave no identificada.

    Para ello, una pareja de cazas está en alerta permanente en cinco bases aéreas españolas. Exactamente, en las de Morón de la Frontera (Sevilla) y Albacete, donde cumplen esta misión los modernos Eurofighter Typhoon, y las de Torrejón de Ardoz, Zaragoza y Gando (Gran Canaria), donde están en servicio cazas F-18. La alerta se trasmite a la base española más cercana a donde se encuentra la traza no identificada.

    La alarma suena entonces en los hangares, donde dos tripulaciones conformadas por piloto, mecánico y armero se dirigen de forma inmediata hasta el caza, situado a apenas cinco o seis metros. Es tiempo de realizar las últimas comprobaciones. Entre el sonido de la alerta y que el caza levante las ruedas del suelo nunca pasan más de 15 minutos. Según la emergencia, la operación se reduce, incluso, a los cinco minutos.

    Momentos antes de despegar, en la pista, el piloto ni siquiera conoce qué ha hecho saltar la alarma o hacia donde se dirige. Es la torre de control, mientras le despeja el espacio aéreo para darle salido, quien le orienta por primera, al informarle la dirección o vector que debe tomar.

    Una vez ya en el aire, un controlar de intercepción situado en el puesto de mando se pone en control con el piloto. En ese momento, le informa del tipo de incidencia y de las coordenadas exactas donde se encuentra la aeronave no identificada, al tiempo que le da a conocer las reglas de enfrentamiento, entre las que podría figurar la de abatir la aeronave, que sólo puede ser dada por una autoridad del ministerio de Defensa.
    http://www.libertaddigital.com/espana/2012-11-29/diez-cazas-custodian-el-espacio-aereo-espanol-cada-minuto-del-ano-1276475629/
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    FFG_F-310_Fridtjof_Nansen.jpg
    Navantia, en la carrera por la construcción de las futuras fragatas turcas
    121213turquia_fragatas_navantia
    13/12/2012

    (Infodefensa.com) Madrid – Navantia, Lockheed Martin y BAE Systems están dispuestas a participar en el futuro programa de fragatas para Turquía. El país euroasiático planea contratar la asistencia de astilleros extranjeros para la construcción de cuatro nuevos buques de este tipo. Su Gobierno estudia incluso la posibilidad de ampliar el programa a otras cuatro más, con lo que completaría una inversión total de 7.000 millones de dólares (5.345 millones de euros al cambio actual). La operación se llevará a cabo después de que entre 2015 y 2020 se complete la producción actual de ocho corvetas, según un alto funcionario de la oficina de adquisiciones turca. Esta fuente ha señalado a las tres firmas apuntadas como interesadas en formar parte del programa que deberá estar terminado en 2023, coincidiendo con el primer centenario de la República Turca.

    El alto funcionario, explica Defense News, ha especificado que los nuevos buques se construirían en astilleros privados y precisarían de la contribución de licitadores extranjeros, ya que se trata de un programa demasiado complejo para ceñirlo a compañías locales.

    La Subsecretaría de Industrias de Defensa de Turquía ha apuntado la necesidad de contar con una serie de fragatas para asegurar la defensa contra armas disparadas desde aviones y otras plataformas, y para procurarse de avanzados sistemas de mando y control, alerta temprana, reconocimiento, guerra de superficie, guerra submarina, guerra electrónica y guerra de defensa aérea.

    Se espera que las futuras fragatas, conocidas como TF2000, sean capaces de navegar durante largos periodos a 18 nudos (algo más de 33 kilómetros por hora) y con posibilidad de alcanzar los 28 nudos de velocidad máxima (52 kilómetros por hora).

    En su información, Defense News explica que la empresa turca Aselsam será la encargada de desarrollar un radar polivalente para detectar amenazas aéreas, y añade que el programa, en cambio, carece de armamento del tipo de los misiles antiaéreos navales SM-2 norteamericanos que la Marina turca quiere obtener.

    El TF2000 es un proyecto planteado inicialmente en la década de los 90 que no pudo ser ejecutado en su momento por cuestiones financieras.



    Entre los mercados más atractivos de Asia

    Un reciente informe de ASD Reports estima que el mercado militar turco superará los 20.000 millones de dólares (cerca de 15.300 millones de euros) dentro de cinco años. Actualmente, apenas sobrepasa los 14.000 millones de dólares (10.700 millones de euros) y supone un 1,72% de su PIB (producto interior bruto).

    El informe, titulado El mercado de oportunidades de la industria de la defensa turca y estrategias de entrada, análisis y previsiones hasta 2017, que califica a Turquía como uno de los mercados de defensa más atractivos de Asia, explica que en los próximos años sus gastos en esta partida aumentarán significativamente, tras un lustro en el que el presupuesto militar ha descendido un promedio del 1,5% cada ejercicio. En 2008 Turquía empleó 14.990 millones de dólares (11.400 millones de euros) en defensa. Este año, 2012, la cifra ha descendido hasta los 14.110 millones de dólares (menos de 10.800 millones de euros).

    El trabajo apunta que la inestabilidad política en algunos de sus vecinos, como Siria; el terrorismo y su participación en misiones internacionales llevan a augurar un significativo aumento de los gastos militares, que se emplearán principalmente en la adquisición de material importado.

    Foto: Navantia
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado


    M4-4444315091.jpgAJEMA: La prioridad es construir nuevas fragatas F-110 y la segunda serie de BAM

    (Infodefensa.com) Madrid - El Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado y Díaz de Río, ha afirmado que la prioridad “en los próximos años” es iniciar la construcción de las nuevas fragatas F-110 y la segunda serie de Buques de Acción Marítima (BAM), que, en este caso, fue aprobada por el Gobierno aunque pendiente de financiación.

    En una entrevista con la Revista Española de Defensa, publicada por el Ministerio de Defensa, el AJEMA recuerda que las inversiones en modernización y mantenimiento de la Armada han descendido, teniendo en cuenta todas las fuentes de financiación, en un 54,69 por ciento en comparación con 2008, y en un 27,5 por ciento en 2013 con respecto al año anterior.

    Aún así, resalta que en la actualidad, la Armada española “es una de las más modernas que existen en la actualidad, dotada de las mejores unidades que nunca hemos tenido, con unas capacidades suficientes para su puesta a disposición de las estructuras operativas más demandantes y para el cumplimiento en misiones permanentes asignadas”.

    Adquisiciones prioritarias

    A pesar de este escenario tan restrictivo, agrega el AJEMA, “la prioridad es iniciar en los próximos años la construcción de las nuevas fragatas F-110, con objeto de que puedan entrar en servicio a partir de 2020, y sustituir a las fragatas de la clase Santa María”.

    “Otra de las prioridades es la construcción de una segunda fase de Buques de Acción Marítima, aprobada por el Gobierno aunque pendiente de financiación. Además, necesitamos obtener helicópteros de transporte táctico SH-60F, como solución interina mientras no se disponga del NH-90 en su versión naval”.

    En el último Consejo de Ministros se aprobó la adquisición, por 24,5 millones de euros, de dos SH-60F para la Armada de los excedentes de los Estados Unidos (Ver noticia).

    El AJEMA también mencionó como prioridades en el capítulo de adquisiciones la compra de sistemas aéreos no tripulados para su empleo táctico (UAS) y la renovación de los vehículos anfibios de movilidad táctica (VAMTAC) para la Infantería de Marina.

    “Estos programas no sólo son una prioridad de la Armada sino del Estado Mayor de la Defensa", añadió. "Todas estas prioridades quedarán reflejadas en el Planeamiento Militar que comienza en 2013”, indicó el AJEMA para resaltar que, por tanto, deberán acometerse a corto y medio plazo cuando la situación financiera lo permita.

    Los S-80, una renovación necesaria

    En relación con los nuevos submarinos S-80, el AJEMA considera que se trata de una “renovación necesaria” para sustituir a los submarinos de clase Galerna que comienzan a superar ya los 30 años de servicio “y en esta década irán alcanzando el final de su ciclo de vida, y, consecuentemente, causando baja”.

    “Los cuatro submarinos de la serie S-80, que irán sustituyéndolos a lo largo de los próximos años, aseguran el futuro del Arma Submarina y, con ello, el mantenimiento de una capacidad esencial como instrumento de disuasión”, afirmó el máximo responsable de la Armada española sin especificar el calendario de entrada en servicio.

    La industria naval, imprescindible

    Preguntado por la importancia de la industria naval militar española, el AJEMA contestó que “para la Armada es imprescindible disponer de una industria naval especializada y competente en la que apoyarse”, pero sin mencionar nombres, aunque es evidente que se refería a los astilleros públicos Navantia, entre otras compañías claves.

    “Esta industria debe poseer experiencia y conocimiento (know how) en nichos tecnológicos tan exigentes como puede ser el diseño y la construcción de submarinos, fragatas o portaaviones. Este know how lleva aparejado un importante componente de I+D+i, que, a su vez, es fundamental para asegurar la operatividad de las unidades navales a lo largo del ciclo de vida”, destacó.

    “A diferencia de otros programas -añadió-, la industria está implicada desde el mismo momento en que comienza la definición por la Armada, y ésta, por su parte, se implica durante todo el proceso de construcción. Esa capacidad, además de la experiencia acumulada en la Armada durante casi 300 años de construcción naval propia, debe mantenerse independientemente de cómo evolucionen las estructuras del Departamento encargadas de la dirección de los programas de armamento”, resaltó.

    Sistema antimisiles y Rota

    El mirante Muñoz-Delgado y Díaz de Río consideró, por otra parte, que el acuerdo firmado con Estados Unidos para la presencia de destructores Aegis en la base de Rota a partir de 2014 como parte del sistema antimisiles de la OTAN ha abierto “muchas posibilidades de colaboración” con la US Navy que serán beneficiosas para la Armada y España.

    Las áreas de cooperación que se están estudiando se refieren tanto a adiestramiento mutuo en el mar y en el puerto, intercambio de información para contribuir al conocimiento del entorno marítimo (MSA), y también en doctrina y procedimientos de defensa frente a misiles balísticos, capacidad de la que en el futuro se podrán dotar las F-110.

    “En el área de mantenimiento –dijo el AJEMA-, el uso conjunto de las instalaciones de ISEMER podría conllevar, además de una compensación económica, la rehabilitación de maquinaria, espacios, talleres y la contratación de servicios de mantenimiento con empresas nacionales. En relación con el empleo de infraestructuras, está el compromiso norteamericano de adecuar muelles, servicios, viales y recubrimientos de diversos polvorines españoles próximos”.

    Con base en Cádiz, el ISEMER es una organización de la Armada concebida sobre la base del “Plan de Mantenimiento de Clase” para las fragatas tipo FFG que entró en servicio en 1990 para llevar a cabo el mantenimiento del Grupo de Combate. En 2002, recibió la certificación PECAL/AQAP 120 “Requisitos OTAN de Aseguramiento de la Calidad para Producción”

    El máximo responsable de la Armada señaló, asimismo, que se abre una oportunidad de transferencia tecnológica: “la posibilidad de conseguir el apoyo norteamericano para la obtención de la capacidad BMD, tanto en su versión naval con la modernización de las F-100 como en la terrestre, con la modernización de las baterías de misiles Patriot del Ejército de Tierra”.
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    552523_414065575320305_1904681941_n.jpg
    552104_413307758729420_1965630475_n.jpg
    44215_411282558931940_408061910_n.jpg
    298446_406992212694308_1806371808_n.jpg
    246712_406982956028567_1383979036_n.jpg
    546237_333758790017651_1903519151_n.jpg
    380888_244531728940358_276476154_n.jpg
    319596_212926728767525_1053903225_n.jpg
    Fotos de Navantia en Facebook.
  • Dario López
    Dario LópezColaborador, EMC Subteniente
    Colaborador, EMC Subteniente
    Defensa invierte medio millón de euros en la versión militar del videojuego 'ARMA2'

    xsrZ4.jpg
    Simulador de combate


    El Mando de Apoyo Logístico del Ejército español ha invertido 495.800 euros (sin IVA) en adquirir 250 licencias de 'Virtual Battlespace-VBS2', la versión militar del videojuego 'ARMA 2'.

    El contrato se formalizó con la empresa francesa Antycip Simulation SAS, diseñadora de herramientas como 'TerraTools' y 'TerraSim' para 'VBS2'.

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=gGnVP42nwmE
    Esta serie de simuladores de combate ha entrenado a soldados de Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Canadá desde hace casi una década. Entre los clientes de Bohemia Interactive, desarrolladora del juego, están también la OTAN y Boeing.

    Tanto los 'ARMA' como su versión militar, 'VBS2', son conocidos por su recreación realista de las escaramuzas de la guerra. Precisamente el primer juego de Bohemia Interactive, 'Operation Flashpoint' (2001), asentó las bases de la fórmula "un tiro, un muerto" de otros juegos, como 'Ghost Recon' y 'Hidden & Dangerous'.

    En un escenario gigantesco, el jugador es miembro de un pelotón. A diferencia de otros juegos donde el personaje puede acabar con una división enemiga entera en un sólo nivel, en los 'ARMA' es habitual cumplir misiones sin abatir ningún rival. Eso sí, sobrevivir es muy difícil: una bala perdida puede dar al traste con una operación de varias horas.

    7jDxX.jpg
    Rescate de un piloto en 'VBS2'

    Más barato que practicar con actores

    El Ejército utiliza el programa 'VBS2' para entrenar operaciones contra-insurgencia (COIN). Según el informe 'Las Nuevas Guerras: globalización y sociedad', realizado por el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, este tipo de simuladores "podría complementar el adiestramiento de nuestras unidades".

    Defensa destaca la importancia de la "sensibilización cultural" de las unidades desplegadas, por ejemplo en Afganistán, tanto para operaciones contra-insurgencia como para el Mantenimiento de la Paz (PSO).

    "De gran importancia durante el proceso de adiestramiento es la simulación en ejercicios con actores reales, pero estos son difíciles y costosos puesto que requieren de personal con profundos conocimientos de la forma de actuar de la población y del ambiente en el que se va a mover la unidad, y en cantidad suficiente para que sea eficaz", destaca el informe. Por ello, Defensa propone "como alternativa" recurrir a "programas de simulación informatizados".

    9O1Ie.jpg
    Desactivación de 'perro bomba' en VBS2

    Emboscada

    La versión básica de 'VBS2' "no está diseñada para enseñar a la gente cómo disparar, cómo conducir un vehículo o pilotar un avión y el 'realismo' es importante sólo en la medida que ayuda o perjudica para los procesos cognitivos en los que VSB2 se enfoca para ayudar a entrenar", explica Bohemia Interactive en su web.

    El simulador recrea la balística de las armas y con su editor se pueden recrear situaciones COIN como un control de carretera, una emboscada en las montañas durante una patrulla o incluso asaltos urbanos como el que acabó con la vida de Bin Laden.

    Para entrenar otras operaciones, Bohemia Interactive vende expansiones como 'VBS2Fires', centrada en la simulación de la artillería, desde morteros a lanzacohetes; 'VBS2Strike', para bombardeos aéreos; 'VBS2Fusion', que permite introducir físicas muy realistas para todo tipo de vehículos, desde el carro Challenger II a camiones de bomberos, para entrenar a los artilleros; y 'VBSWorlds, un editor para crear todo tipo de escenarios.

    ¿Y 'ARMA 3'?

    N069V.jpg
    'ARMA 3'

    La nueva entrega de la serie de videojuegos saldrá a la venta en 2013, aunque aún no hay fecha de lanzamiento definitiva.

    'ARMA 3' incluirá la última versión de PhysX y mejorará tanto su simulación como los gráficos. Además, entre las novedades incluirá operaciones submarinas de comandos.

    Prueba de su intención de ser realista es la detención de dos miembros del equipo de la desarrolladora checa. La policía griega les detuvo por hacer fotografías en una base militar de la isla de Lemnos, donde se desarrollará el argumento de la próxima entrega.

    Con Estados Unidos y China al borde de la guerra en el Pacífico y muchos países de la OTAN tentados por el petróleo ruso, Irán lanza una ofensiva contra Grecia tras la Paz de Jerusalén de 2034. El jugador, soldado de la OTAN, deberá luchar contra la invasión. Por cierto, según el argumento del juego, Grecia fue expulsada de la Eurozona.

    Fuente: El Mundo
    http://www.belt.es/noticiasmdb/HOME2_noticias.asp?id=15303
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    simulador-ejercito-ahorro--644x362.jpg
    simulador-ejercito-ahorro%20%284%29--644x362.jpg
    Defensa impulsa el uso de los ejercicios virtuales como el «Victrix» para ahorrar munición y combustible
    El Ejército de Tierra ha intensificado el adiestramiento virtual para ahorrar costes: munición, principalmente, y combustible usado en los desplazamientos a los campos de maniobra.
    Ahora que las partidas presupuestarias se reducen, simuladores de tiro instintivo como el Victrix -con tecnología de Indra- son una solución para el ahorro, impulsado por el Mando de Adiestramiento y Doctrina. La intención de Defensa es que las prácticas de tiro tradicional se reduzcan a la mera excepción.
    Recreación de escenarios afganos, prácticas de tiro a figuras geométricas, fuego a distintas distancias. Estas son algunas de las posibilidades. Incluso con distintas condiciones meteorológicas.
    El diseño y desarrollo de estos simuladores «Victrix» ha sido realizado en el Centro de Excelencia de Sistemas de Seguridad de León y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la Junta de Castilla y León.


    http://www.abc.es/
    Read more at http://tecnologamilitar.blogspot.com/2012/04/simuladores-asi-ahorra-las-balas-el.html#7Bep6hoAqlliGta4.99
  • LoboAlfa
    LoboAlfaForista Soldado
    Forista Soldado
    8D03388F-B14E-BF82-6F11B543B0CB2CB5.JPG
    La Academia de Artillería de Segovia posee un simulador único en Europa

    2 millones de euros. Esa es la cantidad que durante el año 2010 se ha ahorrado el ejército español en disparos de artillería. Todo gracias a los simuladores virtuales que se utilizan en la Academia de Segovia. De no ser así el consumo de munición real sería muy escaso dado su alto coste económico.
    Solamente en misiles tipo "MISTRAL", el precio estimado consumido el pasado año fue de 1.827.000.000 euros. Y se lanzaron 4.200 en los ensayos realizados en la Academia. Cada uno, en la realidad costaría al Ejército en el campo de batalla 435.000 euros.

    A eso hay que sumarle casi 500.000 disparos de los cañones antiaéreos valorados en 52 millones de euros, y otros 58.000 disparos de artillería de campaña cuantificados en 49 millones de euros.

    En un Observatorio Avanzado, esta Academia de Artillería, en la ciudad del acueducto, dispone de un simulador único en Europa. Y de tecnología española, fabricado en Valdepeñas, Ciudad Real.

    Se puede recrear una batalla completa con el ahorro que ello conlleva y en las condiciones meteorológicas más extremas.En 5 días, una unidad realiza los ejercicios que en el campo le llevarían más de tres meses
  • Dario López
    Dario LópezColaborador, EMC Subteniente
    Colaborador, EMC Subteniente
    Historia Militar de España

    Varios autores
    Editorial: El Laberinto Año: 2012 Páginas:
    Precio: 34 €

    Síntesis

    La colección Historia Militar de España es una obra emprendida por la Real Academia de la Historia y la Comisión Española de Historia Militar que supone un gran esfuerzo de actualización científica para la difusión de una materia que cada vez suscita mayor interés: la Historia de la Guerra y de lo Militar como fenómeno cultural y social de gran importancia.

    El director de esta colección es don Hugo O'Donnell, que cuenta con la colaboración de don Enrique García Hernán como coordinador y científico y con don José María Blanco Núñez como coordinador técnico.

    PLAN DE LA OBRA:

    TOMO I. Prehistoria y Antigüedad.

    TOMO II. Edad Media.

    TOMO III. Edad Moderna; Vol. I. Los Austrias. Ultramar y la Marina Vol. II. Los Austrias. Escenario Europeo; Vol. III. Los Borbones.

    TOMO IV. Edad Contemporánea. Vol. I. De 1812 a 1898. Vol. II. De 1898 a nuestros días.

    TOMO V. Grandes batallas.

    TOMO VI. Cronología, diccionario y bibliografía.

    Fuente: edicioneslaberinto.es
    http://www.belt.es/bibliografia/HOME2_articulo.asp?id=1975
Entre o registrese para comentar