Tenemos un nuevo sorteo de un gran juego de estrategia militar, el Command: Desert Storm, para participar visiten el siguiente hilo: https://americamilitar.com/pasatiempos/2567-sorteo-de-command-desert-storm-para-pc.html

Batallas navales de la WWII

<p>Hola a todos Los respetables Foristas. Bienvenidos. De la mano de los más Impresionantes Buques de Guerra y las flotas más poderosas conoceremos el desarrollo de las principales Batallas Navales durante la WWII. Empezamos con.. Segundos catastróficos - El acorazado Bismarck Atlántico Norte, 27 de Mayo de 1941. Mientras una fuerte tormenta ruge sobre el océano, un escuadrón de anticuados aviones torpederos \"Swordfish\" británicos se dirige a atacar a uno de los buques más potentes que el mundo jamás ha visto: el acorazado alemán Bismarck. La batalla librada ese día entre la Royal Navy y la Kriegsmarine fue uno de los momentos decisivos de la Segunda guerra Mundial. Del resultado de la batalla dependía el futuro de Europa. Auf Wiedersehen.</p>

Comentarios

  • SPIDERMAN
    SPIDERMAN EMC
    EMC
    Sargento Mayor
    Hola a todos.

    Ases de Combate / El Hundimiento del Súper Acorazado Yamato




    Los Secretos del Yamato



    Auf Wiedersehen.
  • slurn
    slurn Forista
    Forista
    Soldado de Primera

    sabias que los timones estaban intactos y que solo se habían bloqueado, pero una grietas en el casco inundo el compartimento haciendo imposible la reparacion

  • AndresK
    AndresK EMC
    EMC
    Subteniente

    Igual quedó inmovilizado...

  • SPIDERMAN
    SPIDERMAN EMC
    EMC
    Sargento Mayor

    Hola a todos.

    Grandes Buques de guerra El USS Hornet CV-8

     

    Auf Wiedersehen.

  • SPIDERMAN
    SPIDERMAN EMC
    EMC
    Sargento Mayor

    Hola a todos.

    Que vaina con Youtube, se la pasa borrando videos de interés!!!. A ver si pasa lo mismo con estos...

    "Segunda Guerra Mundial: Infierno bajo el mar" es una serie basada en los eventos ocurridos bajo el mar durante la Segunda Guerra Mundial. En ella se analiza el juego de resistencia y sigilo que fue la guerra submarina durante la contienda y a la vez profundiza en la tipología de las patrullas submarinas más grandes de guerra así como en los aspectos tácticos y estratégicos y en la rápida evolución tecnológica empleada en los submarinos durante la guerra.

    Episodio 1- La manada de Lobos

    Julio de 1940. En el Atlántico Norte, los británicos localizan uno de los U-boot alemanes más importantes. Otto Kretshmer y su tripulación sufren una descarga de bombas submarinas que pone a prueba su ánimo y también a su navío

    Segunda Guerra Mundial, Infierno Bajo el Mar: Eps-1 La Manada de Lobos (HD)

     

    Auf Wiedersehen.

  • AndresK
    AndresK EMC
    EMC
    Subteniente
    Éste forista español, Domper, nos explica por qué el Yamato, a pesar de ser tremendo monstruo de Acorazado, prácticamente ya estaba condenado frente a cualquier navío de guerra de la US Navy. Parece que no siempre el tamaño importa.
    – Se ha dicho repetidamente «el Kirishima puso fuera de combate al South Dakota». Es cierto solo a medias porque el South Dakota volvió a estar en servicio minutos después y se preparó para abrir fuego, pero ya no había nipones en el área. Por cierto, parece que fueron dos los proyectiles del Kirishima los que alcanzaron al South Dakota, uno que tocó de refilón una barbeta (y que fue desviado causando daños leves y una interrupción temporal de la función de la torre), y parece que otro en el cinturón blindado, que se aplastó y cayó al mar. Parece que fue de 356 mm por el tamaño de la muesca. No estará de más recordar que a similar distancia los cañones de 203 mm del Dorsetshire perforaron la coraza del Bismarck, pero los cañones japoneses de similar calibre no lo lograron con el South Dakota.

    – En un momento se habló de la mayor masa de los proyectiles de 460 mm del Yamato respecto a los de 406 mm del Iowa. Pues, sí pero no. Porque también tienen mayor superficie y por ello la presión es inferior. De hecho si dividimos la masa por la superficie la superioridad de los proyectiles del Yamato es marginal (1,03 a 1). Cierto, no es el único factor implicado en la penetración, pero si metemos por medio la metalurgia, el acero norteamericano era mejor, tanto para los proyectiles como para las corazas. Yo asumiría que la capacidad de penetración era prácticamente la misma o incluso superior para el caso norteamericano.

    – Si el alcance de los cañones del Iowa era inferior no se debía a inferiores prestaciones del tubo, sino a que se buscaba una velocidad inicial algo inferior para conseguir una trayectoria parabólica y que se atacase la cubierta blindada más verticalmente. A la misma distancia un proyectil del Iowa caía más verticalmente por lo que podía ser más efectivo. Curiosamente, los del 406/45 del South Dakota podía serlo aun más.

    – Se ha hablado varias veces de una «buena ráfaga». Error. A esa distancia se aumentaba la dispersión de los proyectiles (un parámetro ajustable) para maximizar la probabilidad de impacto, por lo que resultaba muy poco probable (o imposible) recibir más de un proyectil.

    – Un detalle, respecto a la estabilidad como plataforma de tiro: un buque excesivamente estable (con mucha manga), tipo «balsa» tiene movimientos bruscos mientras que uno con menor, aunque se escora más, tiene movimientos más suaves y lo convierte en una mejor plataforma de tiro. Algo parecido ocurre con el mareo de las dotaciones, un barco excesivamente estable produce balances bruscos que acaban con las tripas de los susceptibles.

    – Después de varias de cal va la de arena: aunque la velocidad de tiro del Iowa fuese superior a la del Yamato, dado el tiempo de vuelo de los proyectiles ese factor no tenía especial importancia.

    – Respecto al efecto de los proyectiles: parece que hablamos de bombas atómicas. Pues no. La carga de los proyectiles perforantes del Yamato era de 33 kg y los del Iowa, 16 kg. Bastante menos que una bomba de aviación ligera. El efecto de esa cantidad de explosivo en un buque de 50.000 o 70.000 Tn…

    – En eso el Iowa tenía un factor que compensaba, y era que se había empleado acero de alta resistencia no solo para la coraza sino para la estructura, los mamparos, etcétera, que limitaría el efecto de las explosiones. También era superior el sistema de control de daños como se demostró repetidamente en portaaviones.

    – En esa línea los nipones no solo tenían problemas con la metalurgia sino con las soldaduras. De hecho, cuando el Yamato fue torpedeado en diciembre de 1943 por el USS Bluefish la protección falló y llegó a ser perforado el mamparo del pañol B porque falló la unión entre dos cinturones acorazados. Hubo suerte y el pañol solo se inundó, pero en situación similar volaron meses después el Fuso y el Kongo.

    – Un factor que se olvida: estabilidad de propelentes. La US Navy tras lo del Maine (sabían perfectamente qué había pasado) invirtió muchos fondos en diseñar un propelente seguro. El de la WWII norteamericano necesitaba para arder que la fuente de calor estuviese a la mitad de la distancia del británico (que inspiró el japonés). Mitad de distancia implica un volumen ocho menor. Eso significa que es menos probable que los daños en un pañol sean catastróficos. De hecho la US Navy solo perdió un acorazado en esas condiciones, atacado en tiempos de paz y, según se ha dicho, con la pólvora negra de la catapulta mal estibada. Sin embargo, de los cinco buques de batalla perdidos por la Royal Navy, tres volaron. De los japoneses, volaron el Mutsu, Fuso, Kongo y Yamato. La US Navy sufrió impactos en pañoles en varios cruceros (el Savanah por una bomba similar a la que hizo estallar el Roma) y aunque sufrieron serios daños, o incluso alguno se hundió (el Helena por ejemplo) no tuvieron nada que ver con las catástrofes del Hood o el Fuso.

    – Se habla continuamente de penetración o no. Realmente se trata más de probabilidades, y puede haber penetraciones incompletas. Además el sistema del Iowa probablemente fuese más efectivo para impedir daños.

    – Un impacto no penetrante no implica que no causa daños. Hay muchos elementos sin acorazar, incluyendo equipos de las direcciones de tiro (siendo más vulnerables las del Iowa). Además un impacto no penetrante puede dejar fuera de combate a una torre.

    -Otra cuestión: se ha hablado mucho de medios ópticos y radares. Para muestra un botón: en Surigao el West Virginia, equipado con un radar de tiro Mk 8 y un director Mk 38, alcanzó al Yamashiro con su primera salva a 20.800 m de distancia.

    – Un factor clave era, además del radar, la dirección de tiro. La Mk 38 que llevaba el Iowa fue la primera que empleaba un computador y eso hacía que el Iowa fuese el primer acorazado del mundo capaz de virar y disparar a la vez. Hay que recordar que un viraje dificultaba la solución de fuego enemiga… y la propia, salvo para los buques que montaban ese equipo.

    – De alcances, el Iowa y el New Jersey, cerca de Truk, centraron con su primera salva al destructor Nowaki a 35.000 yardas. El pequeño buque no fue alcanzado, y aun así los dos acorazados mantuvieron un fuego dirigido por radas hasta que la distancia llegó a 39.000 yardas (35 km).

    – Unidos esos factores son claves: el Iowa podía virar para rehuir el fuego del Yamato mientras tira a placer. Aun combatiendo desde menor distancia (desde la «zona inmune» del Yamato) podía causar serios daños. El Yamato puede dirigir su tiro… si hay visibilidad. Pero un destructor puede tender una cortina de humo, precisamente como se propuso que podía hacer Oldendorff contra los buques de Kurita.

    Hay otra cuestión ¿Era tan bueno el Yamato? Pues no. Porque lo que hizo no fue mejor que lo que cualquier acorazado «estándar» que desplazaba la mitad y costaba bastante menos. Para Japón hubiese sido mucho mejor tener seis acorazados rápidos menos potentes que dos monstruos y otros dos que no pudieron acabarse. Es más, desde ese punto de vista un Alaska (que no fue un acorazado ni un crucero de batalla, su esquema de coraza era el de un crucero pesado) hacía casi lo mismo que un Iowa por una fracción del coste. Para bombardear playas o escoltar portaaviones no se necesitaban las 45.000 Tn. Y si amanecía el Yamato, tres Alaska con radares Mk 13 y directores Mk 38, más una barrera de humo, podían dejar al Yamato para el chapista. Tal vez no lo hundirían pero lo anularían, con un coste muy inferior.

    Muy interesante.
Entre o registrese para comentar