No se pierdan un nuevo sorteo de un gran juego de guerra táctico en tiempo real, el Armored Brigade, para visitar visiten el siguiente hilo: https://americamilitar.com/pasatiempos/2553-gran-sorteo-armored-brigade-para-pc.html

Ejército Nacional, por la vía de la ciencia y la innovación

Dario López
Dario López Colaborador Role_EMC
Colaborador, EMC
Subteniente


Entre las medidas de reestructuración del sistema educativo del Ejército Nacional, en enero de 2009 se creó el Sistema de Ciencia y Tecnología del Ejército, Sicte, para dar respuesta a la constitucional necesidad de fortalecer la investigación científica, acorde con la idea de un Estado colombiano líder en desarrollo tecnológico, innovación, generación de nuevos conocimientos y propiedad intelectual.

 

De acuerdo con esos lineamientos, en agosto de ese mismo año fue cuando por Disposición n.º 0030 se activó la Dirección de Ciencia y Tecnología como parte de la multimisionalidad del Ejército Nacional, con la capacidad señalada, entre otras, de crear esquemas de educación superior y de protección de los bienes devenidos del intelecto. En ese entonces, la observancia de la actividad de los investigadores y de la necesidad de proteger los resultados intelectuales resultantes del estudio científico y tecnológico de lo que en el futuro serían los semilleros, escuelas y centros de investigación marcaron el sendero de su vigencia, bajo la batuta del actual Comando de Educación y Doctrina, Cedoc, anteriormente Jefatura de Educación y Doctrina, Jedoc.

 

La Dirección de Ciencia y Tecnología del Ejército Nacional, Ditec, está organizada bajo el mismo esquema del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación, Colciencias, en la medida en que ejerce sus actividades sustentándose en cuatro grandes departamentos: Gestión de I+D+i (investigación, desarrollo tecnológico e innovación), Gestión del Conocimiento, Propiedad Intelectual y Gestión de Recursos.

 

El área de I+D+i gestiona los procesos encaminados a la selección y aprobación de las propuestas de proyectos de investigación científica y tecnológica, así como el posterior seguimiento y control de la ejecución técnica de aquellos que se convierten en proyectos financiables.

 

De manera articulada se hace el seguimiento y control a los grupos de investigación registrados y avalados ante Colciencias, verificación continua de la producción científica comprometida en los proyectos de investigación y de aquellos derivados de otras actividades de ciencia y tecnología, así como el seguimiento a las actividades que adelantan los semilleros pertenecientes a las diferentes escuelas de formación y capacitación del Ejército Nacional.

 

En la actualidad, el Ejército Nacional cuenta con veintiún grupos de investigación registrados y visibles ante el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, a través de Colciencias, de los cuales tres son categoría B; diez, categoría C, y tres, reconocidos según la última Convocatoria Nacional para el Reconocimiento y Medición de Grupos de Investigación, Desarrollo Tecnológico o de Innovación 2017.

 

Los grupos de investigación en su gran mayoría adelantan proyectos de investigación financiados a través de las convocatorias internas para la conformación de bancos de proyectos que realiza la Ditec dos veces al año desde el segundo semestre de 2016. A la fecha se han realizado exitosamente cuatro convocatorias internas y existe una en desarrollo, que adopta modelos de selección y aprobación que han permitido asignar recursos para investigación de forma coherente y transparente, con estrictos regímenes de medición para su aprobación.

 

La Dirección de Ciencia y Tecnología del Ejército, mediante el modelo de convocatorias internas, ha seleccionado y aprobado a la fecha aproximadamente veintiocho propuestas de proyectos de investigación, que actualmente se desarrollan satisfactoriamente. Algunos de estos han finalizado con resultados de impacto, y han sido soporte para la generación de producción científica en desarrollo de nuevo conocimiento científico y tecnológico, apropiación social del conocimiento e incluso formación de recurso humano en ciencia y tecnología no solo para Colombia, sino para el mundo.

 

Otro de los pilares que sostiene a la Ditec es la Oficina de Gestión del Conocimiento, en la que se realiza la difusión, programación y coordinación de actividades que llevan a cabo las unidades que integran el sistema de ciencia y tecnología tanto dentro como fuera de la Fuerza.

 

Una de sus principales labores es la de apoyar a la Dirección en la formación del personal, por medio de capacitaciones orientadas a la formulación de proyectos, propiedad intelectual, valoración tecnológica y resultados de investigación; a su vez, incentiva al personal a investigar, a escribir y a hacer parte del sistema de ciencia y tecnología, por medio de la creación de obras literarias de carácter científico cualificado y de temas recurrentes en los procesos de I+D+i, así como de aquellos otros temas propios del ejercicio del personal de los centros y grupos de cada escuela, centros de investigación y, recientemente, centros de desarrollo tecnológico, para luego ser difundidos a todos los alumnos en formación del Ejército Nacional.


Sobre este mismo riel, la Ditec, a través del área de Gestión del Conocimiento, realiza el acompañamiento, coordinación y logística de las diferentes actividades investigativas, de desarrollo tecnológico e innovación, una de las cuales es la realización de Expodefensa.

 

Dentro de los objetivos de estos eventos, además de la difusión y conocimiento por parte de los integrantes del Ejército Nacional, está la integración del personal y de la sociedad civil en las actividades que desarrolla el Ejército, así, se fortalece la imagen y el sentido de pertenencia del pueblo colombiano en un Fuerza completamente a su servicio.

 

La Ditec está comprometida con la transformación del Ejército; por eso; de la mano de las unidades de formación, se estableció como reto capacitar a todo el personal interesado en aprender y generar proyectos que beneficien a la Fuerza y que representen al Estado en los mercados nacionales y del mundo entero.

 

Comprometidos con la defensa de los activos inmateriales devenidos de la creación de nuestros investigadores, la Oficina de Propiedad Intelectual nació como tal en la Ditec en julio de 2016. En ese entonces, circunscribió la temática de los activos intangibles a los resultados de la actividad propia de los investigadores y a la necesidad de acogerse a los protocolos de propiedad intelectual del Ministerio de Defensa.

 

La necesidad, tratándose de publicaciones e investigación científica per se, impulsaron la inminencia de la asunción del riesgo por parte de la Dirección de Ciencia y Tecnología, de ampliar su ejercicio a la búsqueda de consolidación de derechos industriales, de derechos de autor, de variedades vegetales y de nuevas tecnologías, sumergiéndose así en el estudio de los elementos de producción propios, para determinar si estos eran o no protegibles jurídicamente, siendo para ese entonces una tarea incierta, pero no imposible.

 

En la actualidad, este pilar, representado en la Oficina de Propiedad Intelectual, ha capacitado en patentes de invención de productos o procedimientos patentes de modelos de utilidad, diseños industriales, signos distintivos, secretos industriales, derechos de autor, programas de computador, invenciones desarrolladas a través de software y algunos otros temas a la luz de la doctrina de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y de las normas nacionales y de otras propias de la Comunidad Andina de Naciones a más de 2000 alumnos de las escuelas, centros de investigación, semilleros y centros de desarrollo tecnológico del Ejército Nacional, oficiales, suboficiales y personal civil al servicio de la Fuerza.

 

Desde 2009 y hasta 2016, se lograron dentro del sistema de ciencia y tecnología, once patentes de invención algunas de modelos de utilidad. Impulsada la Ditec, ahora con nuevos aires, desde 2016 y hasta la fecha, gracias a su correcto, transparente y eficiente proceder, ha generado cientos de búsquedas tecnológicas en oficinas nacionales pares a la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia, como la competente de Perú, Ecuador, Chile, Estados Unidos, México, Canadá, de la Comunidad Europea, del Reino Unido, de los Emiratos Árabes, de China y de África, lo que nos ha convertido en una dependencia con producción equiparable a las grandes oficinas de abogados del país.

 

El margen de productividad, verificación, validación y aprobación de los desarrollos generadores de derechos cuantificables de nuestras unidades académicas en investigación e innovación ha permitido que en los dos últimos años se haya presentado para su solicitud de registro el resultado de más de 35 procesos de investigación, lo que deriva en una multiplicación en algo más del 350 % de los casos de éxito del sistema de ciencia y tecnología del Ejército Nacional.

 

La Dirección de Ciencia y Tecnología, alineada con los procesos de rectitud de la República, propende por el ahorro de tiempo y dinero, así como también por la prevención, cada vez más consolidada, de la investigación redundante, lo que se identifica con la clave de cualquier transformación hacia el éxito: los procesos.

 

Podemos decir con certeza que estamos formando desde la ciencia y la tecnología un equipo multimisión de líderes en investigación y producción de tecnología y academia del Ejército para la patria.

 

Finalmente, la Ditec apoya el proceder investigativo y el desarrollo del sistema de ciencia y tecnología del Ejército, aportando a los proyectos allí presentados bajo serios parámetros de excelencia y posibilidad de protección intelectual, administración de recursos sin mácula, desde la estructuración de los convenios específicos dentro de la institución y con empresas del sector privado, y promocionando los esquemas de manejo de los dineros, verificables y transparentes. El trato del haber dinerario se traduce en excelentes alianzas que cada día generan rendimiento y tranquilidad en las arcas nacionales.

Entre o registrese para comentar