IMPORTANTE


¡Anuncio oficial lanzamiento America Militar 2017!
Mayor información en - AmericaMilitar 2017 - Anuncio oficial

Debido a la nueva actualización es necesario que cierren su sesión del foro y limpien el cache y las cookies de su navegador

ESPAÑA VS MARRUECOS

LoboAlfa
LoboAlfa Forista
Forista
Soldado
La fragata española F-86 Canarias ha sido atacada por un buque marroquí

Comentarios

  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    “La fragata española F-86 Canarias ha sido atacada por un buque marroquí”. Este dramático titular fue el que nos encontramos la mañana del día 8 de septiembre de 2013, en todos los servicios informativos de nuestro país.

    Pero empecemos por el principio. El 15 de noviembre de 2013 España y Marruecos firmaron un acuerdo de paz, que ponía fin a un corto pero intenso conflicto bélico que mantuvieron ambos países los últimos meses del ese mismo año.

    El mediterráneo en llamas.

    El mediterráneo entra en ebullición a finales del año 2010. Un joven de 26 años, Mohamed Bouazizi se inmola en Túnez, encendiendo la mecha (nunca mejor dicho) de lo que se ha conocido como la primavera árabe o Revolución democrática árabe. El Gobierno tunecino de Zine El Abidine Ben Ali se desplomó rápidamente. Lo mismo ocurrió con el Gobierno de Egipto y de Libia en 2011, y más tarde cayó el Gobierno de Siria. Recordemos que Bashar al-Assad tuvo que salir “por patas” dirección a Rusia a mediados de 2012.

    Prácticamente al mismo tiempo que caía el Gobierno de Bashar al-Assad, comenzó la tan temida crisis entre Israel e Irán. Aviones de la fuerza aérea israelí, atacaron varias centrales nucleares, fábricas y bases de misiles balísticos, entre los días 13 y 17 de Julio de 2012, con consecuencias dramáticas para todo oriente medio. El conflicto pasaría a llamarse “La Guerra del uranio”.

    En líneas generales, así estaba el panorama fuera de España, pero en nuestro querido país, las cosas no iban precisamente como la seda. María Soraya Sáenz de Santamaría tuvo que tomar las riendas del gobierno en febrero de 2013, después de que el presidente legítimo D. Mariano Rajoy, muriera de forma repentina, debido a una grave parálisis cerebral. En el momento de tomar posesión la presidenta Sáenz de Santamaría, el país ya alcanzaba los 5,8 millones de parados, y los famosos brotes verdes del ex presidente Zapatero, no aparecían por ningún lado. Pero lo peor estaba por venir. Marruecos estaba sufriendo la misma crisis económica que todo el mundo y los cambios democráticos puestos en práctica por Mohamed VI, no resultaron muy convincentes para la oposición ni para su pueblo. Fue entonces cuando Mohamed VI puso en práctica una especie de “táctica del despiste”, consistente en presionar a España, con el ya famoso y manido asunto de Ceuta y Melilla.

    Desde finales de los noventa, Marruecos se encontraba en plena escalada armamentística. Estaba dedicando mucho esfuerzo y dinero con el fin de incorporar nuevo material militar de “primera calidad” ya que el material que disponía estaba quedando absoluto y existía una fuerte desigualdad con países vecinos, como España. Como en otras ocasiones, Marruecos miró a Estados Unidos y adquirió 24 cazabombarderos F16C Block 52 y una serie de radares de última tecnología, como los SeaVue XMC o el Sentinel, ente otro material. La Marina Real Marroquí también estaba de enhorabuena, y se dotó de modernas fragatas tipo SIGMA y FREMM, ideales para defender su extensa franja marítima y todos sus recursos naturales, sobretodo los pesqueros.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Las primeras escaramuzas.

    Mohamed VI tenía cierta predilección por dar largos paseos en yate, a lo largo de la costa mediterránea de Marruecos. En junio de 2010 hubo dos reclamaciones interpuestas por el gobierno de Rabat, ante la embajada española, debido a que el rey alauí fue molestado por aeronaves españolas que volaban a baja cota, en misión de abastecimiento a las posesiones españolas frente a la costa marroquí, Peñón de Vélez de la Gomera, las Islas Chafarinas y Alhucemas. Recordar que España tiene firmado un acuerdo con Marruecos, donde se le permite utilizar helicópteros u otros medios, para dar servicio a las poblaciones citadas. Ante la primera reclamación, el gobierno de Rabat recibió unas sinceras disculpas del gobierno español, pero ante la segunda reclamación, el gobierno español decidió detener los vuelos militares inmediatamente, aunque días después, ambos gobiernos volvieron a firmar un nuevo acuerdo que permitió reanudar los vuelos de abastecimiento.

    Que se sepa, no hubieron más problemas de ese tipo hasta el 22 de agosto de 2013, un día después del cumpleaños de Mohamed VI. El rey alauí se encontraba almorzando en su famoso yate, junto a otros miembros de la familia real y algunas autoridades militares de su país. El yate se encontraba muy cerca de la costa, bordeando los acantilados de Al Hoceima, cuando de repente fueron sorprendidos por un helicóptero Chinook del destacamento BHELTRA V, que se dirigía raudo y veloz al cercano peñón de Alhucemas. El Chinook pasó atronando por encima de las cabezas de los distinguidos comensales, provocando el consiguiente susto y una algarabía importante, a la vez que alguno acabó por los suelos con parte de la vajilla. El cabreo de las autoridades marroquíes fue tal, que se avisó inmediatamente a dos cazas F16, con el objetivo de hacer aterrizar de inmediato, a la aeronave española.

    El comandante del Chinook no hizo caso de las advertencias de los cazas marroquíes y puso rumbo inmediatamente a Melilla, al tiempo que informaba del incidente con los cazas. Informaciones posteriores, confirmaron que el helicóptero español llegó a estar “enganchado” por los sistemas de armas de los F16 marroquíes. Por esas casualidades de la vida, una pareja de cazas Eurofighter Typhoon de la fuerza aérea española, se encontraban de prácticas muy cerca del lugar y permanecieron atentos a los acontecimientos que se estaban sucediendo.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    El bloqueo a Melilla.

    Al día siguiente, (23 de agosto) el gobierno del país alauí acusó a España de haber violado el espacio aéreo marroquí, con unas aeronaves de caza con “intenciones agresoras”, además de lamentar el incidente del helicóptero, catalogado por la prensa vecina como un “atentado” al monarca. Después de los mencionados incidentes, parece que ya había una buena excusa para comenzar a alentar a la población marroquí en contra de España. Hay que recordar que Marruecos ya llevaba mucho tiempo presionando a España y calentando el ambiente, a cuenta de la titularidad de Ceuta y Melilla.

    El mismo día, el embajador marroquí en España, es llamado a consultas. (La llamada a consultas de un Embajador es un mecanismo diplomático de que disponen los Estados, para manifestar su desacuerdo con una decisión concreta de otro Estado).

    El 24 de agosto de 2013, el gobierno marroquí decreta el cierre de fronteras de forma unilateral en Ceuta y Melilla. Además prohíbe el sobrevuelo de aeronaves españolas, civiles y militares en su espacio aéreo, incluido el pasillo aéreo que pasa sobre la vertical de su territorio y une las islas canarias con la península. Los pasillos aéreos sobre aguas internacionales entre canarias y la península no se vieron afectados, salvo cuando algunos cazas marroquíes, realizaron misiones de identificación visual.

    Por supuesto, el gobierno español llamó a consultas a su embajador en Rabat y se creó de inmediato un comité de emergencia, encargado de gestionar la nueva crisis diplomática. Se establecieron reuniones entre ambos gobiernos, con el fin de llegar a un entendimiento, pero finalmente no se llegó a ningún acuerdo. Desde la UE, se seguía la nueva crisis con algo de preocupación, pero no se hizo nada relevante que merezca la pena comentar.

    El 26 de agosto, Marruecos bloquea la entrada al puerto de Melilla, con algunas unidades navales e impide la entrada y salida de embarcaciones. Esta vez la UE emite un comunicado, pidiendo a Marruecos que vuelva al anterior statu quo.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Plan de acción español.

    Los acontecimientos se precipitan rápidamente y el gobierno español pone en marcha un complejo plan (que ya estaba diseñado hace algunos años), para la defensa de las ciudades autónomas. Las fuerzas armadas española se ponen en estado de emergencia, y se empiezan a dar cada uno de los pasos necesarios para activar un plan especial.

    1. Se ordena partir de Rota al R-11 (Portaaviones Príncipe de Asturias) y varios buques escoltas, en dirección al Océano Atlántico, a un punto estratégico que permita proteger el tráfico de aeronaves y barcos, civil y militar.
    2. Se ordena la salida de las fragatas F-101, F-102, F-85 y F-86, además de patrulleros, a vigilar las aguas internacionales entre España y Marruecos.
    3. Se alerta a todo el personal y medios especiales de la infantería de marina.
    4. Se ponen en alerta las unidades de caza y ataque de la fuerza aérea, además de los medios de patrulla marítima y vigilancia aérea.
    5. Se ponen en marcha todos los sistemas de inteligencia disponibles, incluidos los satélites de observación militar, propios y compartidos con la OTAN.

    thump_7525463mapa-atlantico.jpg

    Esquema superior. En color rojo: Área de patrulla del portaviones R11 y sus navíos de escolta. En color verde: Área de patrulla de barcos y aviones F-18 Hornet basados en Canarias. En color azul: Rumbo aproximado seguido por el L-61 Juan Carlos I y el resto de la agrupación naval española.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Empeoramiento de la situación.

    La puesta en marcha del plan de acción español, parece provocar una reacción en Marruecos.

    28 de agosto. Marruecos multiplica el número de soldados y equipos militares a lo largo de las fronteras de Ceuta y Melilla, pero especialmente en Melilla. Se intensifican las patrullas aéreas y navales a lo largo de su costa. España consigue reforzar sus fuerzas militares en Ceuta pero no en Melilla, debido al bloqueo aeronaval impuesto por Marruecos.

    El 1 de septiembre, tras unas negociaciones bilaterales, se permite la salida de barcos desde Melilla, pero no se permite la llegada de ningún navío, a menos que sean inspeccionados previamente. Gran cantidad de personal civil abandona Melilla apresuradamente. En Ceuta pasa algo parecido, muchas personas abandonan la ciudad, por miedo a que se produzca un bloqueo similar al de Melilla.

    La UE y la OTAN al igual que ocurrió con el incidente de Perejil, no son capaces de dar un mensaje claro y contundente a Marruecos, cosa que ya se preveía en el plan de acción español, un completo informe ultra secreto, que recogía esa y otras hipótesis, en el caso de que se produjera un conflicto con Marruecos. Por otro lado, hay que recordar que Francia y Estados Unidos son también buenos aliados de Marruecos, con grandes intereses en ese país. A título informativo, Marruecos fue uno de los primeros países en reconocer a los Estados Unidos como una nación independiente en el año 1777. El Tratado de Amistad Marroquí-americano está considerado, como el más antiguo tratado no quebrado de los Estados Unidos. El consulado de Estados Unidos en Tánger fue la primera propiedad que el gobierno norteamericano tuvo en el exterior.

    Marruecos recibe con agrado la constatación de que España, está prácticamente sola en ésta crisis y es posible que éste hecho los haya envalentonado bastante. Marruecos y todo el mundo, era consciente de que las fuerzas armadas españolas eran muy superiores a las fuerzas armadas marroquíes, pero también todo el mundo era consciente, de que la distancia jugaba en contra de España. Además eran conocidos los problemas que acuciaban a las fuerzas armadas españolas, como la falta de personal y la precariedad de diverso material, como la fuerza de submarinos, que se estaba desactivando en esas mismas fechas, debido a su antigüedad.

    5 de septiembre. Un barco con ayuda humanitaria fletado por la cruz roja española, intenta entrar en el puerto de Melilla (en principio tenía un permiso), pero finalmente se le prohibió la entrada por parte de la armada marroquí. El barco se detiene en la entrada del puerto, y es abordado por las fuerzas especiales de Marruecos. Horas más tarde es conducido al puerto de Al Hoceima. Al mismo tiempo una unidad especial de la infantería de marina española, es activada con la misión de recuperar la nave, pero ante la posibilidad de herir a los civiles que encontraban a abordo, se decide abortar la misión.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Ultimátum.

    7 de septiembre. En la base aeronaval de Rota, a las 13:00 horas, se registra la salida de una poderosa agrupación naval española conformada por más de 20 barcos de distintas características, entre ellos el L-61 Juan Carlos primero, L-51 Galicia, L-52 Castilla, L-42 Pizarro, A-15 Cantabria, Fragatas de varias clases, dragaminas, etc, es decir, una completísima fuerza de asalto anfibio, que se dirige a algún punto del mar Mediterráneo, frente a la costa Marroquí. El portaviones R-11 Príncipe de Asturias y sus barcos de escolta, permanecen destacados (de momento) frente a la costa marroquí, pero en el océano Atlántico.

    La salida en plena luz del día, en horario de máxima audiencia, obedece claramente a una maniobra de guerra psicológica por parte de España. Los telediarios del mediodía, sacarían posteriormente muchas imágenes de la flota y otras muchas imágenes de los movimientos que se registran en bases aéreas como Torrejón, Morón, Albacete y Zaragoza. La idea es que Marruecos viera con claridad, lo que se le venía encima y si seguía con su plan, de hostigamiento a Ceuta y Melilla.

    Al mismo tiempo que ocurría todo esto (sobre las 15:00 horas), la Presidenta del Gobierno Español, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al ministro de defensa y los máximos responsables de los 3 ejércitos, ofrecen una rueda de prensa donde en líneas generales, se exige a Marruecos que levante el bloqueo aéreo y naval a Melilla, reduzca la presencia militar en las fronteras de las dos ciudades autónomas y vuelva al anterior status quo. Al mismo tiempo se informaba que, al día siguiente el barco auxiliar de la armada española, el A-01 Contramaestre Casado, iba a entrar en el puerto de Melilla con un completo cargamento de material médico y alimentos para la población asediada. Por la parte de Marruecos, su ministro de exteriores, se limitó a condenar la reacción española y recordaba que Ceuta, Melilla y resto territorios “ocupados”, tenían que volver a manos de Marruecos.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Comienzo de las hostilidades.

    Durante la tarde del 7 de septiembre aparece en el horizonte el A-01 Contramaestre Casado, con diferencia, el navío más viejo de la armada española, que aún servía de buque de aprovisionamiento a la armada, a pesar de llevar más de 50 años surcando los mares. A cierta distancia se divisa la fragata española F-86 Canarias y frente a ellos se disponen dos navíos de la clase Sigma, adscritos a la marina real marroquí, el numeral 613 Tarik Ben Ziyad, y el 614 Sultan Moulay Ismael, además de 2 patrulleros menores, el 320 Raïs Charkaoui y el 322 Raïs Al Mounastiri. El viejo “cascarón” español avanza lento pero sin pausa, rumbo al muelle norte de Melilla, cuando en ese momento recibe un mensaje de la marina real marroquí, para que detenga las máquinas. El navío español comunica que no piensa detenerse, y avisa a los barcos marroquíes, de que deben mantenerse fuera de su rumbo para evitar una posible colisión, debido a que un barco como el A-01, con esas dimensiones y antigüedad, no está capacitado para maniobrar con facilidad.

    Unos minutos después, la fragata Canarias detecta como el radar de tiro de la 613 Tarik Ben Ziyad adquiere al A-01 como objetivo. Segundos después, el cañón Oto Melara de 76mm con que está equipado el 613 Tarik Ben Ziyad, realiza un disparo que cae muy cerca de la proa del A-01, que seguía navegando lentamente hacia el puerto. Una información posterior o leyenda urbana, decía que el capitán del navío español, estaba apostando en esos momentos, contra otros oficiales del barco, al hecho de que “Los marroquíes no iban a intentar detenerlos de ninguna manera”. Muy pálido se debió quedar… cuando una segunda andanada de disparos alcanza la popa del mismo barco, y se declara un incipiente incendio. Acto seguido se informa a la fragata F-86 Canarias de los nuevos acontecimientos, aunque a decir verdad, la fragata española ya estaba al tanto y tenía declarado el zafarrancho de combate.

    El capitán de la fragata F-86 no tiene más remedio que ordenar el lanzamiento de un misil anti buque Harpoon contra la 613 Tarik Ben Ziyad, el causante de los disparos sobre el A-01. A su vez este navío marroquí lanza un misil anti buque Exocet contra la fragata F-86. Ambos misiles terminan cruzándose justo a mitad de camino, una imagen que captó nítidamente el personal del A-01 Contramaestre Casado. La corta distancia que separaba a los barcos, hacía prácticamente inútil la defensa con las clásicas contramedidas y señuelos ya que casi no dio tiempo a reaccionar. Tres explosiones se registraron momentos después de sendos lanzamientos de los misiles.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    thump_7525466oto-76mm.jpg
    Cañón Oto Melara de 76mm abriendo fuego contra el A-01 Contramaestre Casado
    thump_7525472agm84-harpoon.jpg
    Lanzamiento del misil antibuque Harpoon desde la fragata Canarias.

    La primera de las explosiones se registró en la fragata marroquí numeral 613, que fue gravemente dañada por el misil Harpoon lanzado por la F-86. La segunda de las explosiones se registró en la propia F-86, alcanzada en la amura de babor, por el misil Exocet lanzado por la 613. La tercera y misteriosa explosión se situó en el 320 Raïs Charkaoui, la patrullera marroquí que se encontraba más cerca de la entrada del puerto. El personal del navío español A-01, relató en su momento, como una imponente explosión y columna de agua parecía levantar en peso, al pequeño navío marroquí, que terminó partiéndose en dos hundiéndose rápidamente. Posteriormente se supo que el ataque a la patrullera marroquí fue perpetrado por el submarino español S-74 Tramontana. Se suponía que ese submarino no estaba operativo en esas fechas, ya que tenía programada unas labores de mantenimiento. Lo que sucedió es que se le ordenó zarpar inmediatamente al inicio de las hostilidades, ya que las labores de mantenimiento pendientes no suponían un problema para la seguridad y operatividad de la nave.

    Cuando los otros dos buques de la armada marroquí detectaron la presencia del submarino, se fueron apresuradamente hacia el resguardo que ofrecía el puerto más cercano. De esa forma el A-01 Contramaestre Casado pudo entrar al puerto Melillense, eso sí, con algunos daños causados por los impactos de varios proyectiles de 76mm.

    thump_7525470fragata-f86-daada.jpg
    Fragata F-86 Canarias escorada por el impacto del misil Exocet.

    La artillería marroquí empezó a batir las posiciones españolas en Melilla alrededor las 23:15 horas y básicamente se limitó a hostigar el aeropuerto, los muelles e instalaciones navales, y algunas edificaciones militares de variada naturaleza. Las fuerzas españolas en la ciudad se defendían como podían, con los escasos medios que tenían a su alcance y los problemas derivados del poco espacio, debido a lo escaso del territorio.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    La Operación Ariete.

    En cualquier conflicto bélico que se precie, es necesario ejercer un control total del espacio aéreo enemigo, si es que se quiere tener alguna posibilidad de ganar la contienda. El plan de acción que manejaba el alto mando del ejército español, tenía detallados todos los pasos a seguir, para la consecución de los objetivos más importantes y así disponer del pleno dominio del espacio aéreo, en la zona del conflicto.

    La “Operación Ariete” consistió en un gran raid aéreo sobre el área de Rabat y sobre algunas bases militares de los alrededores. Se desarrolló durante las primeras horas del día 8 de septiembre de 2013. Aviones F18 y Typhoon adscritos a diferentes bases españolas, como Torrejón de Ardoz y Morón, se citaron en algún punto en de la vertical del Parque Nacional de Doñana y desde ahí, describieron una trayectoria que los llevaba en dirección al estrecho de Gibraltar o al menos, es lo que se pretendía que se creyera. La agrupación de aviones fue seguida por los radares de ambos países en contienda, al menos hasta que desaparecieron de los radares frente a la costa de Conil de la Frontera, a unas 15 millas mar adentro. (Los vuelos a ras del mar, son prácticamente indetectables por medio de los radares, debido a las interferencias que provoca la superficie del mar).

    La fuerza aérea marroquí (FARM) desplazó urgentemente varios cazas al norte del país, si bien no localizaron a ningún avión español de forma inmediata. Un cuarto de hora después, una pequeña parte de la agrupación aérea, compuesta únicamente de cazas Typhoon, ascendió a tres mil pies de altura, para dejarse ver en los radares, según el plan previsto. Esa maniobra de despiste, distrajo el interés y parte de los medios disponibles del sistema de defensa marroquí, mientras que el grueso de la aviación española (alrededor de 40 caza bombarderos) volaba a ras del mar, dirección sur y paralela a la costa atlántica marroquí, dirección a ¡Rabat!

    thump_7525537mapa-ariete-1.jpg
    Línea continúa en color rojo: Fuerza de ataque española antes de desaparecer del radar. Línea continúa en color naranja: Dirección que siguieron los cazas españoles que hicieron de señuelo. Línea continúa en color azul: Dirección que siguieron los cazas marroquíes. Línea discontinua en color rojo: Dirección que siguió la aviación de ataque española. Línea discontinua en color amarillo: CAP (Combat Air Patrol) de la aviación embarcada en el R-11 Príncipe de Asturias.

    thump_7525542mapa-ariete-2.jpg
    Línea continúa en color rojo: Fuerza de ataque española evolucionando hacia los objetivos: 1) Rabat/ Sale. 2) Kenitra. 3) Sidi Silmane. 4) Meknes Bassatine.

    os primeros 8 aviones Typhoon de la FAE portaban misiles de crucero “Taurus”, capaces de atacar objetivos estratégicos en el interior de Marruecos, sin necesidad de exponerse al fuego enemigo. Varios radares, cuarteles y bases aéreas fueron atacadas de esa manera, en los primeros compases de la “Operación Ariete”. El segundo grupo formado por F-18 Hornet, atacaban los diferentes objetivos con misiles anti radar y posteriormente con bombas guiadas por láser. El tercer y último grupo formado por F-18 Hornet, atacaba los objetivos menos protegidos o ya debilitados, como grandes hangares o depósitos de combustible, con bombas “tontas” del tipo MK-82.

    La protección aérea del raid aéreo se encomendó principalmente a los Eurofighter Typhoon, que acompañaron a los F-18 Hornet, durante todo su recorrido. Los Typhoon estaban armados con una configuración 100% aire-aire, salvo los que portaban los misiles de crucero, que iban con una configuración mixta (misiles de crucero y misiles aire-aire de corto alcance). Los Eurofighter Typhoon que no se utilizaron en el raid, realizaron patrullas CAP (Combat Air Patrol) por toda la costa del sur peninsular, en previsión de ataques de represalia por parte de la FARM.

    La incursión aérea sobre Rabat y alrededores también se apoyó desde el portaviones R-11 Príncipe de Asturias, su aviación embarcada y resto de buques de la agrupación naval. Se estableció un área de patrulla CAP por parte de los Harrier, que al mismo tiempo pudiera servir como apoyo general a la misión principal, y apoyo a misiones SAR (Search And Rescue), etc.

    Aviones P-3A/M Orión de patrulla marítima se utilizaron para misiones de vigilancia general, en el mar Mediterráneo y a lo largo de la costa atlántica. También se utilizaron los Fokker F27, C-212 y helicópteros del SAR, para el hipotético caso, de que algún caza fuera derribado o sufriera una avería en plena misión y pudieran caer al mar.

    Se consideró que los ataques sorpresa de la primera noche, dañaron seriamente los objetivos designados, como aeropuertos y bases aéreas localizadas alrededor de Rabat. La destrucción de las pistas de aterrizaje, impidió no solo el despegue de cualquier avión, sino lo que es aún peor, se impidió el aterrizaje de los cazas marroquíes que se encontraban en pleno vuelo sobre el norte del país, en busca de aquellos “ecos” que habían detectado los radares horas antes. Estos aviones de la FARM tuvieron que aterrizar en diferentes aeropuertos civiles a medida que se iban agotando el combustible y provocó la perdida de su operatividad en los días posteriores, debido a la falta de los medios de apoyo necesarios para su operación.

    Cada vez que llegaba la noche, la FAE realizaba tareas de “mantenimiento” sobre los aeropuertos marroquíes, atacando una y otra vez sus pistas de aterrizaje, ya que éstas eran parcheadas rápidamente por el día. En alguna ocasión se detectó despegues y aterrizajes desde carreteras o autopistas cercanas a alguna base aérea, por ese motivo se consideró crucial, intensificar los ataques a cualquier radar de largo alcance que estuviera operativo. De esa forma, aunque algunos cazas pudieran despegar, su operatividad sería reducida, al no disponer de un potente radar y control de misión, que les pudiera dirigir hacia algún objetivo concreto.
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Liberación de Melilla.

    Desde el día 8 de septiembre la fuerza aérea española estuvo batiendo los objetivos militares que se encontraban a 30 millas alrededor de Melilla. También se atacó a las unidades militares que hostigaban a las poblaciones de los islotes (Chafarinas, Peñón de Velez de la Gomera y Peñón de Alhucemas). Los ataques se iban intensificando a medida que se acercaba el momento en que se produciría el desembarco de la infantería de marina española.

    Mientras tanto, la agrupación naval siguió una trayectoria de acercamiento más bien errática, con la idea de provocar confusión al enemigo y dividir sus medios defensivos, esparciéndolos a lo largo de una gran superficie de costa. En teoría era imposible saber la zona exacta donde se produciría el desembarco, ya que la agrupación naval tenía a tiro muchas zonas más que adecuadas, incluido la propia ciudad de Melilla.

    thump_7525552mapa-an.jpg

    La flecha roja, indica el lugar donde estaba la agrupación de desembarco el día 9 de septiembre de 2013. La flecha naranja indica el rápido movimiento de esa misma noche y la madrugada del día 10 de septiembre de 2013.


    El día 8 y 9 de septiembre la agrupación de desembarco ya estaba frente a Melilla. Todo el mundo podía verlo y de momento nada se podía hacer contra ella. La fuerza aérea marroquí (FARM) estaba contra las cuerdas y la armada real marroquí, a esas horas ya estaba oxidándose en el fondo del mar.

    El 9 de septiembre por la noche, la flota se desplazó súbitamente al otro lado del Cap des Tríos Fourches, sobre las playas que se encontraban más al sur, lugar elegido finalmente para el desembarco. La sorpresa fue relativa, ya que allí esperaban fuerzas de defensa, pero no era un número importante, ya que gran parte de las fuerzas defensivas estaban esparcidas al otro lado del cabo (protegiendo a Nador), o a lo largo de la frontera con Melilla.

    thump_7525572mapa-melilla-ocupaci.jpg
    En amarillo: Ciudad de Melilla. En rojo: Área de desembarco de la infantería de marina española. En azul: Dirección que siguieron las fuerzas armadas marroquíes.

    El día 10 de madrugada se produjo el desembarco de la infantería de marina española en las playas al sur del Cap des Tríos Fourches. La idea principal era llegar rápidamente hasta la frontera con Melilla, pero sin desproteger ninguno de los flancos, ya que se esperaba un fuerte contraataque de las fuerzas marroquíes destacadas más hacia el sur. El servicio de inteligencia español, no tenía nada claro lo que iba a suceder con las fuerzas marroquíes acantonadas alrededor de Melilla, si finalmente iban a permanecer en sus posiciones o se iban a mover en alguna dirección concreta. Lo que sucedió finalmente es que las fuerzas marroquíes (ya debilitados por los continuos bombardeos) se desplazaron en masa hacia el sur, ya que temían ser aislados del resto de su ejército, ante el rápido avance de las fuerzas armadas españolas. Hay que señalar que para evitar bajas propias, una vez adivinado el movimiento del grueso del ejército marroquí, se le dio un margen suficiente con el fin de evitar una confrontación directa o enquistar las posiciones de cada bando. El contacto de la fuerza española o la entrada a Melilla se produjo el días 12 de septiembre de 2013 y el control total del conflicto se produjo en 3 o 4 días.

    thump_7525578lancha.jpg
    Momento del desembarco de la infantería de marina española.



  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Operaciones especiales.

    Mucho se ha especulado y poco ha trascendido sobre el papel de las fuerzas especiales en éste conflicto bélico. Lo poco que sabemos atando algunos cabos, es por ejemplo el sabotaje sufrido por la patrullera 305 Commandant Boutouba, en el puerto de Al-Hoceima. Un equipo operacional perteneciente a la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) fue infiltrado a través del submarino S-74 Tramontana, justo en la bocana del puerto marroquí. Se limitaron a colocar explosivos bajo el buque 305 y otros lanchones amarrados al puerto, quedando todos ellos seriamente dañados e inutilizados para todo el conflicto.
    La localización y destrucción de un radar móvil al sur de Marruecos supuso un quebradero de cabeza para la FAE. Muy hábilmente era trasladado de emplazamiento, un día sí y otro también, conectado y desconectado a intervalos de tiempo, también muy resistente a las contramedidas electrónicas. Por lo que sabemos, se consiguió infiltrar un comando especial (GOE) desde las Islas Canarias, con la misión de contactar con un grupo saharaui, que iban a ayudar a cumplir la misión. 14 hombres fueron aerotransportados en un C-212 y lanzados a baja cota sobre el Sahara. Allí fueron recogidos por los saharauis y transportados en Land Rover Santana hasta el norte del Sahara. Un día después localizaron el objetivo y mediante designación laser, señalizaron el objetivo a una pareja de F-18 que despegaron de Gando y se encargaron de liquidar el objetivo .
  • LoboAlfa
    LoboAlfa Forista
    Forista
    Soldado
    Capitulación.

    l Gobierno del Reino de Marruecos ya era consciente de que la situación se le escapaba de las manos, e incluso podía ir a peor, por lo que decidió proponer un alto el fuego, que por aquel entonces ya interesaba también a España. El alto el fuego se estableció para el día 18 de septiembre y la capitulación se estableció para el 15 de Noviembre de 2013.

    El conflicto bélico no trajo nada bueno para Marruecos. Por otro lado, las fuerzas armadas marroquíes resultaron gravemente dañadas durante la contienda. En el caso de la Marina Real Marroquí, prácticamente todas sus unidades navales importantes terminaron en el fondo del mar. La FARM perdió alrededor del 35-40% de sus unidades aéreas y el ejercito de tierra, aunque menos castigado, pudo perder más de 1000 soldados y diverso material destruido o abandonado alrededor de Melilla.

    Se originaron graves revueltas entre los ciudadanos originarios de la zona del RIF, que habían perdido todo lo que tenían como consecuencia de la ocupación de la región. Tradicionalmente el pueblo rifeño, nunca se ha identificado con los sucesivos gobiernos marroquíes, sobretodo a raíz de la etapa conocida como los "Años de Plomo", cuando sufrieron grandes penalidades durante el reinado de Hassan II. Las revueltas populares encendieron la mecha de un incipiente golpe de estado, que culminó con la huída del monarca alauí hacia Francia.

    El conflicto bélico supuso para España la perdida de decenas de vidas humanas, entre civiles y militares, además de cuantiosos daños materiales y económicos. El cierre del espacio aéreo nacional vigente durante los días que duró el conflicto, creó un caos similar al de la famosa huelga de controladores aéreos de 2010. Se anularon prácticamente todas las reservas turísticas previstas para esas fechas, no solo en el sur de la península, sino en Baleares y sobretodo en las islas Canarias, por temor a ataques aéreos por parte de Marruecos. Sin duda un duro golpe para una economía ya muy resentida por los efectos de la famosa crisis.

    Por otro lado, el conflicto bélico supuso para España la incorporación de una gran cantidad de nuevos territorios, que supondría un alivio importante para la pequeña ciudad de Melilla. Dichos territorios nunca fueron devueltos a Marruecos.

    thump_7525581mapa-melilla-definit.jpg
    Imagen superior: Se puede apreciar en amarillo intenso, la antigua superficie que ocupaba la ciudad autónoma de Melilla. En amarillo más claro, la superficie ganada a Marruecos durante el conflicto. En rojo y azul se ha marcado la nueva frontera.



    Nota del autor. Este ha sido escrito íntegramente en el mes de febrero del año 2012, con la única finalidad de entretener al autor y a unos posibles lectores. Cado uno de los hechos relatados son ficticios y cualquier similitud con hechos históricos parecidos, es una simple coincidencia. Las fotografías se han bajado de Internet mediante un sistema de búsqueda rápida. Si alguna de esas fotos tiene derecho de autor, solo tiene que ponerse en contacto con el autor del relato, para ordenar la eliminación de la fotografía. Mapas realizados por el autor.

    Autor: R.M.
Entre o registrese para comentar