¡Versión beta de AmericaMilitar 2017 en línea!
Mayor información en - http://americamilitar.com/soporte/2313-americamilitar-2017-version-beta-en-linea.html

Héroes de cuatro patas entrenados para el desminado humanitario





 


Un estimado de 70 perros de raza pastor belga, tendrán la misión de controlar la calidad de los terrenos que despejan de minas antipersonal los soldados de la Brigada de Desminado Humanitario.


Aquella vieja frase que acuña que: El perro es el mejor amigo del hombre, no se ha quedado empolvada en los anaqueles de las máximas frases de cajón; ésta, a lo largo de la historia de la humanidad, ha evidenciado que efectivamente el binomio hombre canino, integran un equipo de trabajo de gran capacidad para afrontar cualquier situación.

Situaciones y circunstancias, que incluso, trascienden del ámbito afectivo, pues éste equipo de trabajo ha dado cuenta de sus hazañas en trabajos de búsqueda y rescate, labores terapéuticas en el campo de la medicina, asistencia humanitaria con medio canino, lazarillo y ahora en desminado humanitario; funciones que sólo evidencia la salvaguarda de las vidas humanas, cuenta de ello lo dan las dos grandes guerras, pero no hay necesidad de retroceder tanto en la historia.

Hoy, una vez más, la coloquial frase el perro es el mejor amigo del hombre, se reafirma y se reconfirma, con los soldados caninos de la Brigada de Desminado Humanitario. Soldados de cuatro patas, que en la actualidad están siendo entrenados en el Centro de Reproducción Canina del Ejército Nacional, entrenamiento que se fundamenta en la estimulación neuro sensorial, la cual se implementa en tres etapas.

Una primera etapa Prenatal, en la cual, mediante estímulos táctiles, paseos liberadores de estrés, habitualidad a estímulos olfativos, auditivos, visuales y diferentes texturas, el cachorro en el vientre de su madre, experimenta un sinnúmero de reacciones emocionales que contribuirán a su rápida adaptabilidad en el terreno y su agilidad de aprendizaje.

Entre tanto, en la etapa neonatal se hace necesario realizar ejercicios sensoriales de cosquilleos en las almohadillas digitales de los cachorros durante un tiempo limitado y afianzar sus destrezas en las pistas de texturas, a fin de que el animal desarrolle y fortalezca sus capacidades sensitivas y perceptivas.

Y por último una etapa de transición, en donde el animal, mediante ejercicios motrices como levantarse, sentarse y caminar, adquiere destrezas sociales y aprenden a conocer e identificar su entorno.

Todas las anteriores etapas o periodos se efectúan con el fin de desarrollar y mejorar las capacidades motrices, sicosociales y sensoriales, en especial la de agudizar su sentido olfativo, con el fin de que los caninos cumplan con su misión controlar la calidad de los terrenos desminados.

Pero el entrenamiento no termina en estos tres periodos, los cachorros al octavo mes de vida son enviados al Centro de entrenamiento Canino en la Brigada de Desminado Humanitario, en donde con diversos ejercicios, alimentación balanceada, dinámicas, juegos y pistas de educación canina, los animales fortalecen sus capacidades sensoriales y sensitivas para la detección de sustancias explosivas. 

En la actualidad, la cría de estos caninos de raza pastor belga, se realiza en el Centro de Reproducción Canina del Ejército Nacional, el cual está ubicado en las instalaciones del Batallón de Infantería Antonio José Sucre en Chiquinquirá, departamento de Boyacá, en donde las condiciones sanitarias, climáticas, alimentarias, el entrenamiento y el buen cuidado de galenos dedicados a la medicina veterinaria, son la base fundamental y el éxito para que los soldados caninos cumplan, junto a sus compañeros los soldados desminadores humanitarios, la misión de salvar vidas y brindarle seguridad a las poblaciones afectadas por este enemigo silenciado.

Para este año, el Centro de Reproducción Canina del Ejército Nacional, ejecuta de manera minuciosa el planeamiento de gestación, cría y entrenamiento de los caninos que intervendrán en las acciones de desminado humanitario, se espera que para el mes de Diciembre la mencionada Unidad Militar, junto a sus Unidades subordinadas, tengan un total de 70 perros, los cuales harán parte de las compañías orgánicas de los batallones que integran la Brigada de Desminado Humanitario.

Así mismo, es importante hacer mención que estos soldados de cuatro patas no sólo deben ser rigurosamente entrenados, ellos también deben cumplir con unos estándares y requisitos de calidad y entrenamiento a nivel nacional e internacional para ser certificados y poder cumplir con la misión humanitaria dejar áreas libres de sospecha de minas.

Prensa Brigada de Desminado Humanitario

Fuente: https://www.ejercito.mil.co/index.php?idcategoria=395133

Entre o registrese para comentar